El otro día (vaya a saber uno que día), uno de esos días donde pasamos inmersos frente a la pantalla de nuestra computadora y las agujas del reloj dan vueltas...